24 dic. 2014

Carta navideña al Papa Francisco

  

Por favor, Santidad, no permita que el Obispado de Córdoba se apropie de la Mezquita. Durante siete siglos ha sido usuario del monumento sin ningún problema y sin pretender ser propietario, pero los últimos obispos (desde finales de los años 90 del siglo pasado) están haciendo un esfuerzo extraordinario por apropiarse de él, infravalorar su pasado andalusí e incluso eliminar el nombre de Mezquita, obviando que fue a esta a quien la UNESCO nombró Patrimonio Universal de la Humanidad.
Para lograr sus propósitos exponen argumentos que nada tienen que ver con el Evangelio ni con el Concilio Vaticano II y se basan en leyes españolas “pre” o probablemente inconstitucionales (ley de 1998 del gobierno Aznar que legalizó lo que antes era ilegal: las inmatriculaciones).

Santidad, somos muchísimas las personas, incluyendo cristianos de base, que vemos atónitos, con incredulidad e indignación, la voracidad de riqueza, el ansia de posesión instalada en la jerarquía eclesiástica. Nos preguntamos cómo ha podido olvidar el modelo evangélico, el ejemplo de Cristo: pobreza y justicia social. ¿Fundó Jesús una Iglesia para acumular riquezas? Ha olvidado pasajes evangélicos que convendría recordar,  como, entre otros: (Mt 2, 19-21; 19, 16-22, 24), (Lc 18, 18-25), (Mc 10,17-22, 25)
Vemos totalmente imprescindible inquirir sobre esta actitud de la jerarquía de la Iglesia que, ignorando la frase de su fundador, piensa que su Reino sí es de este mundo.
Santidad, como representante de Cristo en la Tierra, sabemos que tiene la ingente, ardua e inalienable misión de que se cumpla su mensaje de pobreza y, sobre todo, de justicia social, especialmente entre la jerarquía eclesiástica,  porque nada es tan destructivo y farisaico como predicar con buenos consejos dando  malos ejemplos.


Pienso que no es osadía el haberme dirigido a Su Santidad porque lo hago desde la cercanía que me inspira su talante. Con la cercanía, sencillez y confianza con la que se podría dirigir un creyente a Jesús, si se lo pudiera encontrar. ¿No se indignaría al escuchar su queja como se indignó con los mercaderes en el templo?
Carmen Moreno

25 nov. 2014

ELIMINAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Cuando un hombre se cree y actúa sintiéndose superior a la mujer, suele mostrar en la convivencia, tal vez de forma inconsciente, constantes síntomas de ejercer su dominio, de someterla, de imponerle su voluntad, su criterio, su opinión, sus gustos y sus caprichos.  Se puede caer en el error de interpretar esta actitud como una natural y amorosa inclinación a protegerla. Lo que realmente ocurre es que anula su autoestima, su seguridad y su dignidad. La persistencia cultural de este rol perverso puede llegar a hacer pensar al hombre que la mujer es como un objeto de su posesión. El maltrato psicológico desemboca a veces en brutal violencia contra las mujeres.


Cuando una mujer se considera inferior al hombre, condicionada por una cultura machista ancestral, está contribuyendo, sin quererlo, a labrar su propia desgracia y a perpetuar la cultura de la desigualdad entre los géneros. El enamoramiento puede nacer contaminado de sumisión y miedo. Así se da la paradoja de considerar los celos, el control, la manipulación y el maltrato como señales de amor. La víctima se envuelve en ciegos argumentos que una y otra vez la llevan a perdonar a un hombre que suele tener una gran capacidad de seducción. Su engañosa fama de hombre cortés y amable ante los demás oculta el drama que puede estar viviendo la mujer sometida.

Ante estas realidades, solo cabe que cada hombre asuma la igualdad de derechos, reflexione sobre sus propias actitudes ante las mujeres y compare si sus modos de actuar se podrían justificar si las mujeres se portaran de modo simétrico. En cuanto a los machistas más violentos y pertinaces, si no fuera posible su rehabilitación, el mejor tratamiento es el del rechazo social, el aislamiento, la denuncia y, por encima de todo, la eficaz protección de las víctimas.


La coeducación en el respeto mutuo, la igualdad de derechos, la autoestima y la dignidad de cada persona es el mejor instrumento para que las mujeres dejen de creerse inferiores, defiendan su derecho a ser respetadas y amadas sin confundir el amor con la sumisión al hombre. Ellas sabrán establecer los límites para no acabar seduciendo con sus encantos físicos renunciando a sus derechos y al esfuerzo prioritario de potenciar otros valores personales.

Si la educación es necesaria para conseguir erradicar la lacra de la violencia contra las mujeres, con la ley y el apoyo social, unidos en el empeño mujeres y hombres, hay que anticiparse para evitar los crímenes que cada año llevan la tragedia a decenas de hogares.



9 nov. 2014

GANEMOS CÓRDOBA

El abuso de poder de los gobernantes contra la ciudadanía, imponiendo con descaro la doctrina neoliberal, ha llevado a la merma de derechos cívicos y al empobrecimiento de las clases bajas de la población mientras ha beneficiado a las clases altas, a los altos cargos del poder político y a los que incrementan sin límites su poder económico. Si a esto unimos la corrupción que mina como la carcoma el sistema democrático con total impunidad de los responsables, es inevitable que la ciudadanía quiera poner coto a tanto desmán y se organice para cambiar las cosas. La respuesta está surgiendo en todo el ámbito nacional.

Esto es lo que significa GANEMOS CÓRDOBA. Una agrupación de ciudadanos que se quiere entregar a la tarea de mover las conciencias de los ciudadanos y las ciudadanas para que se consideren sujetos de derechos cívicos y pertenecientes a una clase social vejada. Por diversos motivos, gran parte de la masa social que constituyen las clases trabajadoras, los parados, los jubilados y los pobres sin techo, viven en estado de shock, alienados, engañados, que votan una y otra vez a sus propios verdugos. Si no conseguimos dotarnos de una cultura democrática en la que todos los marginados por el poder luchen por sus derechos, nunca saldremos de este círculo vicioso de la desigualdad, la opresión y la injusticia. GANEMOS CÓRDOBA (que en origen se llamó Asamblea ciudadana de Córdoba) asume el compromiso de intentar ayudar a que sea posible forjar esa cultura democrática que nos permita controlar nuestro futuro.


Esta mañana de domingo se celebró la V asamblea de GANEMOS CÓRDOBA (como indica el cartel) en la que más de quinientas personas, sintonizando con el descontento general, decidieron constituirse en Agrupación de electores, sin siglas ni banderas de partidos, de ciudadanos libres e independientes, para, si llegara el caso, presentar una candidatura abierta a la participación de toda la ciudadanía con un programa a las próximas elecciones municipales. No será el fin de GANEMOS CÓRDOBA ganar la alcaldía de la ciudad; mucho más importante es que la mayoría de la gente de Córdoba adquiera una cultura democrática responsable y tome conciencia de pertenecer a una clase que tiene que luchar por que se respeten sus derechos. A los que no los respetan hay que echarlos del poder. Juntos podemos. 

4 oct. 2014

Genocidio del Sahara


El abogado y presidente de la APDHE Manuel Olle, hace un análisis que revela el sangrante caso del Sahara. Denuncia el genocidio sufrido por el pueblo saharaui a manos del ejército marroquí. “Esta causa desvela los asesinatos, detenciones ilegales y desapariciones forzosas que los saharauis han sufrido, desde que en 1975 España abandonara el territorio”.

El 26 de febrero de 1976 en que salía el último soldado español del cuartel general de El Aaiún, después del ominoso desenlace de los acontecimientos de La Marcha Verde en noviembre del año anterior, el ejército marroquí tomó el relevo. Los saharauis, ciudadanos españoles, muchos de ellos funcionarios del estado español, con carnet y documentos oficiales españoles, fueron abandonados a su suerte por el gobierno español.

Su suerte no pudo ser otra que ser víctimas de una operación de exterminio de la población española con la indiferencia y la culpabilidad de España que era la nación encargada por la ONU de administrar la descolonización del territorio. La resolución de la organización internacional de convocar un referéndum de autodeterminación fue reiteradamente burlada por Marruecos con el consentimiento de España, de Francia y de toda la comunidad internacional hasta el día de hoy, casi cuarenta años después.


Dos generaciones de saharauis no han conocido otra vida que la de refugiados en campamentos cuyas condiciones, pese a la dignidad con que la asumen, son de constante humillación y carencias. Sueñan con que llegue el día en que la justicia universal se imponga y puedan alojarse finalmente en su hermosa tierra. Aunque los intereses de Marruecos y los cómplices equilibrios estratégicos, diplomáticos y económicos de las naciones implicadas se lo sigan poniendo casi imposible.


Quien quiera conocer con más detalle el análisis de las atrocidades cometidas contra este pueblo puede ver este breve vídeo: http://www.publico.es/publico-tv/program/67/video/213354/capitulo-8-el-genocidio-del-sahara-articulo-23

17 sept. 2014

Sufrir en Gaza


Hay poblaciones enteras catalogadas por los poderosos de este injusto mundo “civilizado” como no gente, es decir seres humanos que no son tratados como tales. El caso de la población palestina es uno de tantos ejemplos: a Israel se le está consintiendo convertir la franja de Gaza en un infierno, desoyendo las resoluciones de la ONU. La mala conciencia de los gobiernos suministra ayudas pero no tienen voluntad de resolver el conflicto.

Desde 1948 los palestinos fueron desplazados de sus tierras tras la creación del estado de Israel en 1947. Se vieron obligados a refugiarse en la franja de Gaza, un espacio de poco más de 300 km2 , una superficie algo menor que el municipio de Lucena (Córdoba) que tiene unos 50.000 habitantes, con una densidad aproximada de 120 habitantes/km2. La actual población de Gaza es nada menos que de un millón ochocientos mil habitantes, con una densidad de población de 5.000 habitantes/km2, una de las más altas del mundo. Aquí tiene lugar una de las tragedias genocidas más salvajes perpetrada durante más de medio siglo por congéneres que parecen haber olvidado sus sufrimientos padecidos en el holocausto.

En el año 2005, Israel retiró el ejército de la franja para hacer creer que la ocupación había acabado. Sin embargo estableció unos controles desde las fronteras (véase el mapa) creando una zona de exclusión de 500 m. vigilada por cámaras y con armas automáticas accionadas desde Tel Aviv que ha ocasionado numerosas víctimas. Esta área se amplía con otra de alto riesgo que puede alcanzar los 1.500 m. Eso supone restar a la franja hasta un 3% del territorio, en lo que era un espacio agrícola. El bloqueo se completa con el control aéreo y marítimo llegando en la actualidad, tras la ofensiva militar de este verano, a confinar a la numerosa población en poco más de la mitad de la superficie de la franja.

Además del control y de la amenaza continua sobre la población y los cierres de la frontera, agravado desde 2007, en 2009 tuvo lugar la terrible ofensiva militar Plomo derretido que dejó 1.500 muertos. Otra ofensiva tuvo lugar en 2012. Este verano la crueldad y la violencia de la ofensiva ha superado todo lo imaginable: más de 2.000 muertos (entre ellos 500 niños), más de 10.000 heridos, barrios enteros desaparecidos (22.000 casas totalmente destruidas), bombardeados hospitales, escuelas, fábricas, mercados, centrales eléctricas, abastecimiento de agua… Se lanzaban octavillas por la mañana avisando a la población para que se desplazara al sur porque iban a bombardear el norte; por la tarde avisaban para que fueran al norte porque iban a bombardear el sur. La población, agotada, terminaba por no desplazarse (la información internacional habla de evacuación, que significa trasladarlos a un lugar seguro; es una información engañosa porque en Gaza no hay lugar seguro: es una ratonera). El terror y el estrés, sobre todo en niños, ancianos, enfermos y heridos se instala en el ánimo de la población. Esto se agrava con la pérdida de familiares y vecinos, quedando desestructurados todos los vínculos sociales y dejando una población de individuos aislados, sin casa, sin alimentos, sin agua, sin hospitales donde acudir, sin escuelas, sin tiendas, a merced de la suerte de ser localizados por los agentes de la ayuda internacional.

¿Qué supone el bloqueo? En Gaza se han cerrado todos los pasos y anulado los 1.200 túneles por los que entraba todo tipo de productos necesarios para la supervivencia (ver imagen). Nada ni nadie puede entrar o salir de Gaza sin el control de Israel. Ni alimentos, ni material de construcción, En este momento, lo único que se permite pasar con controles muy severos es la ayuda humanitaria.

Cesada la ofensiva militar, la ONU ha propuesto a Israel y a la Autoridad Nacional Palestina iniciar conversaciones para la reconstrucción (¿será otro gran negocio?). En una primera estimación se calcula en 6 billones de euros y más de cinco años, en las mejores condiciones, para rehacer lo destruido. Pero el impacto psicológico sobre la población no podrá ser superado en muchos años, suponiendo que Israel cambiara su actitud, cosa que es bastante improbable.

Para decir la verdad, una parte importante de la población israelí condena esta política que imponen gobiernos apoyados por una mayoría fanatizada. No es menos cierto que las reacciones de Hamas se vuelven una y otra vez contra la propia población gazetí. Si la comunidad internacional y los ciudadanos y ciudadanas del mundo no se empeñan en exigir la paz, el sufrimiento en Gaza no cesará.


En Córdoba, en el Centro Social Rey Heredia, se está recogiendo material sanitario (vendas, gasas, antibióticos, analgésicos, pomadas para quemaduras, guantes, mascarillas…) para enviarlo a Gaza el próximo día 24.

10 ago. 2014

Acampada Dignidad Rey Heredia


Varias veces he contado lo que significa el Rey Heredia. La última vez lo hice con el título “El espíritu del Rey Heredia” (consultar el enlace). Ahora que avanza el verano, el Centro sigue activo gracias a la voluntad de muchas personas solidarias, pese a los empeños de las autoridades municipales en cerrarlo. Merece la pena que lean el texto integro que ofrezco a continuación, obra de los portavoces del Centro Social. Este es su testimonio:

«Rafael Juan Ruiz y Rosa Pineda
Portavoces de la Acampada Dignidad

Durante los 10 últimos meses, en el Centro Social Rey Heredia el número de personas usuarias ha ido en aumento. A pesar de las dificultades planteadas por aquellos que deberían facilitarnos la vida, cien personas de media han podido, al menos, hacer una comida al día. A cambio han puesto su lucha contra los recortes, su rebeldía contra los políticos y sus políticas injustas. Y mucho trabajo.

También durante los últimos diez meses, a pesar de no tener un euro, se ha mantenido una escuela de apoyo libre, laica, igualitaria, educativa en valores como la solidaridad, la amistad, el compañerismo. Los niños y niñas del Rey Heredia, como ya se le conocen, han podido tener un refuerzo escolar que sus padres no podían permitirse. A pesar de las instituciones, de los recortes, la educación libre ha sido posible. Todo ello ha culminado con una Escuela de Verano con 50 niños y niñas que, además de tener dos horas de estudio, han podido aprender alfarería, cocina, trabajo en huerto, lectura, malabarismos, música, etc. Se traían su botellita de agua (porque el alcalde se la niega), se les proporcionaba el desayuno, y… ¡a divertirse y aprender!

Durante los diez últimos meses unos cien colectivos de toda la ciudad se han podido reunir en un sitio agradable, debatir sobre cultura, ecología, juventud, política, sindicalismo,… Es decir, todo lo contrario a lo que la sociedad empuja a sus habitantes: cotilleos, peleas de patio de malos vecinos, violencia, fútbol, toros y procesiones.

Durante estos diez meses, una preciosa biblioteca que tiene ya más de 5.000 libros y que no hacemos más que ampliar, es el punto de encuentro de profesoras y alumnos, de gentes que simplemente quieren hacer una lectura, o estudiar o pedir prestado un libro. Incluso se pueden llevar para ellos alguno.

A pesar de que la información que tenemos huye de lo local, de lo cercano, de dar la voz a los colectivos sociales que trabajan con las gentes que peor lo están pasando; a pesar de no tener un euro, Radio Dignidad lleva siete meses emitiendo. Y lo hará mañana y tarde a partir de septiembre.

Todo ello, gracias a las aportaciones solidarias de los y las cordobesas (también de gente de fuera, incluso extranjeros que entraban al pasar por La Calahorra y quedaban maravillados)

Cuando media España estaba viendo el primer partido del mundial de “los nuestros” (esos que son tan “nuestros” que ni siquiera tributan aquí), 400 personas estaban en el Rey Heredia escuchando poesía. U otras 300 llenaban el patio del colegio en otro certamen de versos.

Teatro, música, payasos, cine. El Centro Social Rey Heredia se ha llenado cada vez que se han hecho actos de este tipo, con protagonistas prácticamente anónimos, cuando no eran los mismos usuarios y usuarias, quienes han descubierto que su situación no solo da para algo más que para estar deprimidos, sino que es reversible mediante la lucha.
Mientras, el alcalde y sus secuaces, los y las concejales, han actuado con saña para eliminar este “mal ejemplo” para su sociedad de corrupción, de expolio a los trabajadores, de acumulación de riqueza en los mismos de siempre. De despilfarro en suntuosidad y en proyectos que solo implican eso, corrupción, conveniencia de intereses, apoyos a cambio de favores. De dedicar el dinero para lo que la gente no necesita. Y, para eliminarnos, nos llevan a los tribunales (está claro que, al contrario que el vicepresidente del Santander, a quien el Gobierno indultó, estos peligrosos delincuentes de la Acampada Dignidad deberán pagar sus pecados), nos cortan la luz y el agua, hasta extremos cómicos e indecentes, como destrozar tuberías para evitar que nos enganchemos, nos echan de los plenos donde vamos a quejarnos, no atienden nuestras llamadas al diálogo. O denuncian ante Sanidad nuestro comedor social.

Mientras tanto la Acampada Dignidad y el Centro Social Rey Heredia son continuamente noticia a nivel nacional en las cadenas de televisión. Eso a pesar de que el señor Alcalde hace todo lo posible para que no sea así. La Sexta, Cuatro, Canal Sur, Telecinco. Incluso "su" TVE han destacado y ponderado lo que se hace en el Rey Heredia, y, sobre todo, no entienden la persecución de Nieto a gente pacífica y solidaria. En lo local Radio Córdoba nos nombró colectivo del año 2013. Personajes de distintas sensibilidades, destacados en la lucha desde el activismo pacífico como Karin Jahangabloo [Ramin Jahanbegloo], o escritores como Pérez Azaustre, o periodistas, profesores universitarios y gente de todos los ámbitos han dedicado tribunas públicas de apoyo al Centro Social Rey Heredia. Y, lo más importante, el apoyo del pueblo: 1.100 pancartas fueron colocadas en la ciudad exigiendo que no se cerrara el Rey Heredia. Cien colectivos y 8.000 personas se adhirieron a la campaña "No al cierre del Rey Heredia". Los barrios del Sector Sur, del Campo de la Verdad, del Guadalquivir han demostrado todo lo que tenían que demostrar: premio de la Vecindad al Colectivo Solidario, continuas aportaciones de los pequeños comercios, de los vecinos y vecinas en forma de comida, agua, dinero, etc., etc. Lo del fin de semana pasado puede servir de muestra más que esos sondeos que pagan los partidos políticos y que ya sabemos que intentan (y casi siempre lo consiguen) crear opinión. Un grupo de personas, a las que les tocan 30.000 euros en los cupones, lo primero que dicen a la prensa es que les servirán para ayudar al Rey Heredia, y aprovechan para criticar la persecución de Nieto y para dejar claro que lo que allí se ha hecho no tiene ya vuelta atrás. Que el barrio es impensable ya sin el Rey Heredia.

Entre los activistas, visitantes, transeúntes hay mucha, muchísima gente que votó a Nieto. Ya nos lo han dicho: "no votamos al PP en las europeas y no votaremos a Nieto en las municipales". ¡Y no será porque vaya a cumplir su promesa de no presentarse si había más paro en Córdoba!»


Publicado por Prometeo.


30 jul. 2014

Drones: ángeles o demonios


Con un monitor, un comando y un aparatito volador no tripulado, situado en un lugar remoto, se puede localizar un incendio, un prófugo, un barco a la deriva, provocar un atentado terrorista o decidir un ataque a un objetivo militar. Una vez más la técnica, que utilizada para fines pacíficos dignifica al ser humano, termina enfrentándose al riesgo de ser utilizada violando los principios éticos y los derechos humanos, incluso por aquellos que dicen defenderlos.



No, no son juguetes. ¡Ojo con ellos! En manos de terroristas, las consecuencias pueden ser trágicas. Pero no seamos ilusos, porque nadie puede saber dónde están los límites de la maldad en este cochino mundo de fervores patrios, de codicia y de poder. Todo un Premio Nobel de la Paz, para más señas Presidente del supuesto país más poderoso del mundo, al tercer día de su mandato ya ordenó un ataque con este juguetito. Sí, ese salvador del mundo, el mismísimo Obama. Vio que así se ocultaba la imagen violenta de una invasión militar, sin víctimas propias y con un coste infinitamente menor. Una de cada cuatro víctimas, es civil, pero las víctimas civiles colaterales son consideradas como gajes de cualquier acción bélica. De esta forma la guerra adquiere un sesgo limpio, casi light. En resumen, estas acciones son ejecuciones extrajudiciales impunes, aunque violen todas las convenciones internacionales. Y es un sistema relativamente barato que se está extendiendo para todo uso, sin complejos.



En Andalucía ya hay dos centros de drones (Jaén y Huelva). Su utilidad positiva es indudable. Es una maravilla observar las imágenes captadas a vista de pájaro, casi al alcance de la mano, de monumentos, de paisajes, de las actividades deportivas más dinámicas, con todo lujo de detalles. Se pueden localizar sin riesgo, en los lugares más inaccesibles, accidentes aéreos, naufragios, montañeros desaparecidos, suministrar víveres, ayuda sanitaria o material de emergencia con drones concebidos para estas complicadas situaciones.



No nos dejemos engañar por la apariencia: no es un mosquito; es un micro dron. ¿Qué trabajo se le puede encomendar a este increíble bichejo? Observemos su engañosa anatomía: su trompa es una diminuta jeringa con su correspondiente aguja. ¿Puede salvar una vida inyectando el medicamento milagroso a un accidentado inaccesible? Sería magnífico. Pero imaginemos qué supondría este instrumento en manos de un asesino que cambiara el medicamento por una sustancia letal. La impunidad aparentemente es total. ¿Ciencia ficción? Hay que considerar que la tecnología está al alcance de quienes la puedan costear (en Internet están a la venta estos artilugios). Es inminente la regulación de su uso civil. La vigilancia policial se supone que se empleará para evitar toda forma de delincuencia.



Como el tema parece inagotable, a propósito de la función policial, terminaremos alertando sobre algo que está ocurriendo en todos los países del mundo: el poder está utilizando a la policía como instrumento de represión contra la ciudadanía para reprimir las manifestaciones que protestan por los abusos, por la corrupción, por las injusticias y por los privilegios de las clases poderosas. Para ello emplean cada vez más medios sofisticados que les permitan emplear la violencia contra las personas con impunidad e indiscriminadamente, consiguiendo atemorizar al pueblo para que acepte de forma sumisa las políticas que imponen los amos del mundo con la connivencia de los gobiernos aunque hayan sido elegidos democráticamente.  En el futuro padeceremos la presencia de drones y otros robots policiales (convenientemente dotados) que, sin nadie mancharse las manos, vigilarán y, en su caso, reprimirán violentamente las manifestaciones (que son un derecho democrático) consideradas ilegales por leyes como la actual Ley Mordaza que, con el pretexto de velar por la seguridad ciudadana, impone un gobierno mayoritario que, incumpliendo su programa electoral, ha llegado a convertir al pueblo soberano en víctima de sus políticas.


Todo esto ocurre, paradójicamente en una democracia, porque la mayoría de los ciudadanos y de las ciudadanas, por ceguera o por miedo, siguen sin querer enterarse de que tienen derechos y de que tienen la obligación de defenderlos, no solo en las urnas sino participando de forma pacífica en los movimientos reivindicativos ciudadanos: La democracia no es un regalo; es una conquista permanente.

14 jul. 2014

Nos amenaza el Tratado de Libre Comercio



¿Alguien ha oído en la campaña de las pasadas elecciones europeas al PP o al PSOE hablar del Tratado de Libre Comercio entre la UE y EEUU? Ni palabra. ¿Por qué? Porque es un secreto. ¿Por qué es un secreto, si ya se está empezando a vender la criatura como que va a traer crecimiento, progreso y cientos de miles de puestos de trabajo en toda Europa y, de forma significativa, en España? Porque es mentira.


Veamos en qué consiste el prodigioso Tratado. Lo haremos de la mano de las explicaciones que hace en un vídeo el profesor Juan Torres. El comercio internacional se condiciona a través de tres tipos de medidas que tratan de proteger la producción propia y el comercio interior:

1.     Mediante impuestos o aranceles a los productos que vienen de fuera. Al encarecer estos productos se reduce su efecto negativo sobre el consumo de los productos internos.
2.     Limitando el contingente, es decir la cantidad de productos que llegan al mercado nacional.
3.     A través de normas y regulaciones para proteger la salud, los intereses del consumidor y el medio ambiente.

Según parece, las dos primeras medidas no afectarían demasiado al intercambio comercial entre ambas zonas. Pero en cuanto a las normas y regulaciones, el efecto sobre los países europeos puede ser muy, muy perjudicial, si lo valoramos desde el punto de vista del interés general y no de las grandes empresas. No va a consistir en aplicar, en beneficio de la ciudadanía, lo mejor de las políticas económicas de las dos partes. Será todo lo contrario. Veamos qué pretende el Tratado en cuanto a las regulaciones:

A) Imponer en Europa la equivalencia en las normas. Claro está, suavizándolas como en EEUU, que son muy poco garantistas. El poder de las multinacionales  no admite  que se pongan límites a sus beneficios, con lo que el consumidor queda muy desprotegido en cuanto a derechos laborales, salubridad de los productos, respeto al medio ambiente...
 B) Proteger la inversión. Es decir, frente al interés general que ha de proteger el Estado, se va a favorecer el interés privado. Esto conduce a que los Estados indemnicen a las grandes empresas cuando se consideren perjudicadas por las decisiones de los gobiernos.
C) Otorgar poder a tribunales específicos (casi secretos), que, por encima de las leyes nacionales, puedan exigir la compensación de los supuestos perjuicios causados a las multinacionales. Eso, como ya va siendo costumbre, con el dinero de nuestros impuestos que deberían ir destinados a recuperar el vapuleado estado del bienestar.

Con estas condiciones, ¿qué nos espera a los pueblos de Europa? ¿Afectará a nuestras vidas? Nos tememos que, si no somos capaces de evitarlo, van a ocurrir cosas como estas: Recortarán todavía más los salarios y los gastos sociales públicos en beneficio de las empresas privadas. Se impondrá la práctica extractiva del fracking para la obtención de gas y petróleo, sin valorar su alto poder contaminante sobre el entorno natural y las poblaciones, obstaculizando el desarrollo de las energías renovables y limpias, para imponer sus patentes.  Hundirá la naciente agricultura ecológica al invadirnos con productos transgénicos, cuyos efectos sobre la salud y el medio ambiente no interesa que se conozcan. Desaparecerán las etiquetas informativas que ahora exige la UE. La UE también exige probar que un producto no perjudica la salud ni es contaminante, pero en EEUU es el consumidor o el Estado el que tiene que demostrar que es perjudicial. Esto ha causado muchísimas muertes en el país americano por productos contaminados con aditivos muy insanos, como las hormonas en la carne, entre otros miles de tratamientos químicos, potencialmente cancerígenos, prácticamente desregulados. En la UE, por el momento, se ofrecen mayores garantías porque se hace un seguimiento desde el lugar de producción hasta el de su comercialización y venta…

Esta es la realidad que va a provocar este tramposo Tratado. Y se va a vender como el maná que nos va a traer desarrollo económico, más riqueza y empleo masivo. Pues bien, la experiencia con otros tratados similares en el comercio global han demostrado que han causado mayor riqueza a las grandes multinacionales, a costa del empobrecimiento de los pueblos.


La propaganda atacará, como siempre, a los que denuncien tanto engaño y serán demonizados, como ya estamos viendo que ocurre con quienes se atreven a cuestionar a los que mandan en el país como si fuera su cortijo ¿Queremos parar esto?  ¿Desde el sofá? ¿Seguiremos dejándonos engañar? Quizás haya que pensarse más seriamente si el silencio o el voto equivocado nos librarán de esta tiranía. 

23 jun. 2014

Córdoba enloquece

Ayer, 22 de junio de 2014, al final de la tarde, un estruendo ensordecedor de bocinas, gritos y petardos inundando las calles de la ciudad nos sorprendió sin saber a qué podía deberse tanta muestra de jolgorio. 

¿Por fin los cien mil parados cordobeses habían encontrado empleo? ¿O es que los cientos de desahuciados habían recuperado sus casas? ¿Se trataba quizás de que los ladrones de guante blanco habían entrado en masa en la cárcel? ¿Podría ser que el gobierno hubiera anunciado que de ahora en adelante  aplicaría políticas pensando en los que menos tienen obligando a que los más ricos paguen las consecuencias de la crisis económica que ellos provocaron? ¿A ver si Felipe VI se ha cansado de reinar y acaba de abdicar? ¿No será más probable que la ciudadanía haya comprendido por fin que si no se rebela contra las políticas injustas e inhumanas todo irá empeorando?

No tardamos en enterarnos de que la cosa era de mucho mayor calado: El equipo del Córdoba C. F. acababa de empatar el partido contra Las Palmas, lo que suponía que la temporada que viene jugaría en Primera División, para lo que había tenido que esperar 42 años. Me alegro. ¡Enhorabuena!



15 jun. 2014

Monarquía o República



No cabe duda de que la monarquía, presentada como única alternativa, fue refrendada por el pueblo español en 1978. Pero aquellas circunstancias históricas (la amenaza del ejército con vocación golpista era real) no permitieron arriesgar que se planteara si monarquía o república. Así que, aunque la monarquía venía impuesta por el régimen franquista, casi todas las fuerzas políticas de ideología republicana consideraron que, en ese momento, el objetivo prioritario era conseguir la democracia.

Sobre aquella decisión forzada planea una sombra de legitimidad. Como actualmente aquella amenaza no existe, parte de la ciudadanía (ante los últimos síntomas de que el régimen ha entrado en una fase de decadencia y desprestigio puestos de manifiesto en la forma inhumana de gestionar la crisis al tiempo que han ido aflorando los escandalosos casos de corrupción que están afectando a todas las instituciones, incluso a la hasta hace poco mantenida como ejemplar Casa Real, cuyo colofón ha sido la abdicación del Rey) ha manifestado su vocación republicana y pide la celebración de un referéndum.

Puede que aún permanezcan sobrevolando en el inconsciente de las masas aquellos fantasmas que creó la España franquista para justificar su golpe de estado y que la mayoría en este momento siga recelando de la república, y sea partidaria de la monarquía. Razón de más para que todas las fuerzas políticas consideraran ese referéndum como la última pieza que completaría el ciclo de la construcción democrática al ser aceptado el resultado por unos y otros sin que se impusiera la voluntad de una parte de la ciudadanía silenciando a la otra. Si se diera esa normalización jurídica y democrática, contribuiría a desterrar de la memoria colectiva española la perversa idea histórica, alentada por las élites dominantes, de que la república es sinónimo de caos. 

Aunque la mayoría apoyara la sucesión dinástica, los partidarios de la república podrían ir concienciando a la ciudadanía en los principios legítimos de esa cultura política a través del debate social y una formación profunda y responsable. Sin esos requisitos, un sistema republicano tampoco garantiza una democracia plena. 

Paradójicamente, una monarquía parlamentaria (pese a su anacronismo y contradicción en su término) con la transparencia y controles debidos, puede desarrollar (como ha ocurrido hasta ahora en las del norte de Europa) un sistema razonablemente democrático. Desde luego, en igualdad de transparencia y de responsabilidad de las instituciones públicas, unido a la madurez y participación ciudadana, la forma auténticamente democrática es sin duda la república. 

2 jun. 2014

España en la encrucijada

El Rey acaba de abdicar hoy mismo. Habría que preguntarse por los motivos, ya que hace algo más de una semana aseguró que agotaría su reinado. Ni su salud ni los escándalos que han afectado a la Casa Real parecen ser los desencadenantes de tal decisión. Ni siquiera que las encuestas señalen que una gran mayoría de la ciudadanía suspende a la Corona.

Actualmente, la amplísima mayoría parlamentaria que respalda la sucesión en la persona del príncipe Felipe garantiza la continuidad de la Monarquía. Los resultados de las elecciones del 25-M al Parlamento Europeo han podido desconcertar a los dos partidos mayoritarios y hacer temer que, si continuara la tendencia, no alcanzarían la mayoría suficiente en las próximas generales que pondría en peligro la sucesión y con ello la propia Monarquía.

Así que todas estas circunstancias que confluyen con una crisis de todas las instituciones sumadas a la crisis económica y al hartazgo de una ciudadanía abandonada por los gobernantes han podido propiciar una estrategia que se podrá vender como una etapa ilusionante de cambio y que puede resucitar los decadentes sentimientos patrióticos en torno a la Monarquía. Si se sigue imponiendo la actual tendencia anticonstitucional de consolidar un Estado confesional, podriamos ver resucitar una vieja troica: Dios, Patria, Rey.

La construcción de un Estado es responsabilidad de todos los ciudadanos y ciudadanas que lo constituyen. Si los políticos gozaran de una verdadera vocación democrática, tendrían la congruencia de devolver al pueblo la voz y el voto para que decidieran libremente sobre la forma de Estado que desean para España. 

18 may. 2014

¿ESTA EUROPA?



El próximo día 25 podremos elegir a los miembros del Parlamento Europeo. Será un error abstenerse. Esa decisión dejaría vía libre a populares, socialdemócratas y similares --los que han impuesto sus ruinosas políticas neoliberales-- para seguir empobreciendo a los pueblos, aumentando el desempleo y los recortes sociales, consiguiendo su fin: aumentar el poder del capital financiero a costa de desmantelar el tejido productivo de los países del sur.

Quienes deseen superar la maldita crisis no pueden apoyar a los que nos la han traído. Hay que intentar confiar en los que proponen cambiar radicalmente de políticas. Puede ocurrir que finalmente nos engañen o que se vean impotentes ante la todopoderosa presión de los llamados mercados, pero hay que confiar en esta opción porque es la única posibilidad que nos queda de escapar de las garras de la madrastra en que han convertido a Europa. Para muestra puede que sirva este ejemplo: El Sr. Olli Rehn, Comisario de asuntos económicos y monetarios de la UE, no se cansa de repetir que la causa de la crisis en España se debe al alto déficit y que por lo tanto hay que aplicar severas medidas de austeridad, o sea recortes, recortes, recortes… Bueno pues dicho Sr. miente o es un incompetente porque, cuando empezó la crisis, España gozaba de superávit; además la deuda no llegaba al 40 por ciento, hoy, después de aplicar las “milagrosas” medidas, está rozando el 100 por 100 del P.I.B. Y los medios, que en su mayoría son la voz de su amo, difunden estos dogmas y se quedan tan a gusto. Así la ciudadanía desinformada, por más que sufra, no se saldrá del redil.


Con este increíble descaro, falacia y connivencia de los neoliberales, el capitalismo salvaje ha conseguido anular los marcos constitucionales y, con ello, los sistemas democráticos. Nada se podrá hacer que afecte a los intereses del capital. Si no lo remediamos, el inminente Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea supondrá otra vuelta de tuerca más contra los pueblos de Europa. Las grandes empresas multinacionales impondrán su ley del mercado sobre las leyes nacionales, exigiendo y obteniendo indemnizaciones costosísimas en aquellos casos en que sus beneficios se vean afectados, como ya está ocurriendo. Eso exigirá reducir aún más los salarios, seguir recortando gastos sociales, ignorar los desastres medioambientales y seguir haciendo propaganda de que se está recuperando la economía mientras la ciudadanía se hunde en las míseras condiciones del tercer mundo.


¿Qué podemos hacer? ¿Qué Europa querríamos construir? Estamos en una encrucijada en la que el Parlamento Europeo, cuyo poder es limitado, hay que reconocerlo, va a tener más competencias para elegir a los miembros de la Comisión Europea. Aunque Europa está lejos de constituir un sistema democrático participativo, hay que tratar de conseguir que, al menos en el Parlamento, aumenten las fuerzas políticas que remen en sentido contrario. Lo que venga después ya se vería.

Eso solo se puede alcanzar mediante el voto responsable. Si los pueblos ponen voluntad en liberarse de este sistema esclavista, será posible. De lo contrario habrá que aguantarse con lo que nos ocurra.


En entradas anteriores hemos dado cuenta de los acontecimientos que han tenido lugar en El Centro Social Acampada Dignidad Rey Heredia. Se anunciaba la orden judicial de desalojo para la primera semana de mayo. Pues bien, nos alegra decir que la Audiencia Provincial ha respondido al recurso presentado revocando la orden de desalojo preventivo. Es un éxito de quienes han creído en la fuerza que proporciona la voluntad del pueblo unido por una causa justa.


Cambiar el futuro de Europa puede que esté también a nuestro alcance si creemos en el poder que, de momento, tenemos con nuestros votos, si analizamos con buen criterio las opciones y la mayoría acierta con la elección adecuada. Se puede comprender que en España quienes hayan sido imbuidos hasta las entrañas de sumisas consignas azules sientan injusta aversión por el rojo emancipador y solidario, pero también está la opción del sendero verde de la concordia con la naturaleza.

5 may. 2014

¿Qué hacemos?


Habría que preguntarse cómo es posible que una minoría poderosa imponga en todo el mundo, y en Europa especialmente en los países periféricos como España, políticas que enriquecen más a los ricos y  provocan cada vez mayor pobreza, hambre y sufrimiento, sin que la gran mayoría reaccione. Puede que esto ocurra, no solo por ignorancia, por miedo o por indiferencia sino, por falta de cultura democrática que debe basarse en la defensa colectiva de los derechos y el cumplimiento de los deberes cívicos.
Se necesita un compromiso enérgico de la ciudadanía para alcanzar esa meta. Para la lucha por los derechos existen múltiples opciones no violentas. Es cuestión de coger fuerza y decidirse a recuperar la dignidad, porque nosotros no tenemos la culpa de lo que nos está pasando.  Este es el sentido que tiene la propuesta que se presenta a continuación.

 Actividad para potenciar la conciencia cívica
Lema: En cada persona habita un genio dormido

A)  Motivación:
·       Reflexión y toma de conciencia de pertenencia al colectivo vecinal (ampliación de los círculos afectivos: familiar, vecinal, ciudadano...)
·       Conocimiento y exposición de los problemas personales, de la comunidad del barrio, de la ciudad, del país…
·       Posibles actuaciones solidarias.
·       Plantearse la posterior posibilidad de participar en organizaciones del barrio o en ámbitos superiores que tengan por finalidad exigir mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas.

B)   Reflexión preliminar para la actuación:
Quien se despierte cada día y no vea cómo resolver sus problemas, solo tiene dos opciones: O sale y trata de cambiar la situación con los demás; o cierra puertas y ventanas para consumirse lentamente en su desgracia.

Así que, si me han arruinado la vida, tengo que pensar:

1.    Aislado, no puedo vivir; necesito a mi familia, comer cada día, vestirme, vivir en una casa, educarme, cuidar mi salud, disfrutar con amigos y amigas…
2.    Mi familia no puede vivir aislada; necesita trabajar, tener un hogar, comprar lo necesario para vivir, mejorar la convivencia con los vecinos del barrio, disfrutar de la vida …
3.    Mi barrio no es una isla; mis vecinos necesitan comunicarse con otros barrios, atención sanitaria, centros educativos, comercios, espacios de ocio; estar atendido por las instituciones democráticas…
4.    Los gobiernos de mi ciudad, de mi región y de mi país, tienen que respetar y hacer cumplir, como establecen las leyes, todos los derechos de los ciudadanos.

Pero, si las instituciones democráticas no cumplen con su deber, en mi país, en mi región y en mi ciudad habrá problemas graves (¿qué problemas?), los vecinos de mi barrio tendrán problemas graves (¿qué problemas?), mi familia tendrá problemas graves (¿qué problemas?), yo tendré problemas graves (¿qué problemas?).

Si cada día me despierto y no quiero ver esos problemas  graves, mi vida será una vida desdichada, la vida de mi familia será desdichada, la de mis vecinos será desdichada, y los ciudadanos seremos desdichados.
…Tendría que preguntarme: ¿Qué podemos hacer para evitar tanta injusticia?

C)   Cómo actuar:
Para empezar a responder a esto, serénate y reflexiona:
1.    Qué problemas sufro o sufrimos (anótalos).
2.    Cuento en pocas palabras, cuáles son esos problemas y cómo se podrían arreglar.
3.    Si no he podido resolverlos solo por más que lo intento, ¿qué puedo hacer?
4.    Haznos llegar tu mensaje a Acampada Dignidad Centro Social Rey Heredia. Por ahora, sus puertas las tienes abiertas todos los días. Allí se crea democracia.
5.    Sintoniza nuestra emisora y entenderás que solo unidos podemos luchar para que todas las personas como tú puedan vivir dignamente.
6.    Si lo deseas, podemos conseguir que leas tu mensaje y trataremos de mostrarte cómo actuar.

Como alternativa al Centro Social Rey Heredia, amenazado con el desalojo, podrían exponerse los problemas relatados y buscar soluciones en la sede de las organizaciones del barrio.

Cuando despiertes el genio que llevas dentro todo será más fácil. Si lo ves claro y actúas, vas y lo cuentas, porque cuantos más seamos más poder tendremos para defender nuestros derechos: es un deber ciudadano.


P. C. y C. M. de FCSM. Córdoba, 6 marzo 2014