26 sept. 2017

MONARQUÍA O REPÚBLICA

En la historia de España, la corrupción y las injusticias han sido un problema que no desaparece. Lo más lamentable es que los poderes públicos han vigilado más conservar sus privilegios que mejorar las condiciones de vida del pueblo. Los momentos en los que las políticas empezaban a cambiar para que impere la honradez y tratar de paliar las desigualdades, la reacción de los que se consideran dueños de la patria ha sido brutal. 
La viñeta de hoy nos muestra, en clave de humor, lo que desafortunadamente es una constante en la historia de nuestro país.


19 sept. 2017

PÍCAROS Y CORRUPTOS

  Es habitual decir que España es un país de pícaros. Pocas veces hemos oído decir lo que es más grave: España es un país de corruptos. Siendo esto verdad en parte, hay que considerar que la corrupción de muchos políticos lleva a la gente a generalizar concluyendo que todos los políticos son corruptos para, de paso, sentenciar que eso es la política. Estos razonamientos llevan a la ciudadanía a desentenderse de la política con lo que la soberanía del pueblo desaparece en su totalidad dejando a los poderosos tejer impunemente sus redes y mafias para mantener sus intereses y privilegios. Eso perpetúa por los siglos una historia de España que no acaba de entender que la democracia no es solo votar cada cuatro años, sino comprender cuales son las causas de la opresión y la miseria que padecen la mayoría de las personas del país y participar colectivamente en cambiar la situación reclamando sus derechos.
  En la viñeta se pone de manifiesto que, casi como ocurre hoy, en el siglo XVII había dos Españas: una que no solo lo posee casi todo, sino que legisla a su favor para mantener su poder económico y político permitiéndose burlar las leyes y corromper a los jueces para su beneficio; y otra que vive como puede, sufriendo calamidades. En aquellos siglos esa España sometida apenas tenía conciencia de su condición de vasallos. ¿Hoy los ciudadanos de nuestro país, supuestamente democrático, ¿tiene conciencia de que nos estamos dejando gobernar casi como si fuéramos vasallos?


14 sept. 2017

LA IGLESIA

En esta viñeta los personajes no critican a quienes cumplen honestamente los principios y preceptos del buen cristiano, sino a los príncipes de la Iglesia que históricamente han ejercido un poder propio de los reinos de este mundo, cuando en el Evangelio se anuncia la sencillez, la humildad y la pobreza de los que deciden seguir a Jesús porque su reino no es de este mundo. Así pues, se critica con justicia la falsedad y la codicia de sus jerarcas.


9 sept. 2017

LAS MUJERES

Aún prevalece la cultura patriarcal en la que la mujer, salvo justas excepciones, aparece ante el hombre como un ser inferior. Pero la realidad demuestra que en múltiples tareas y competencias, la mujer asume sus responsabilidades con iguales o superiores cualidades. La igualdad de derechos ya no debe ser discutida. Esto es lo que se plantea en esta viñeta con la mirada profética desde el siglo XVII.


4 sept. 2017

LOS REINOS DE ESPAÑA

El conflicto territorial no es cosa de hoy. En la viñeta se plantea, desde la recreación del conflicto en el siglo XVII, una de las caras del mismo: la imposición de nuevas fronteras o la defensa de la integridad del Imperio por medio de las armas sin tener en cuenta la voluntad de sus poblaciones. Hoy la cosa debe ser diferente y el conflicto hay que resolverlo para no seguir eternizándolo. Pero si la desigualdad en el interior de cada territorio no se resuelve, cualquier valoración de las excelencias de la independencia será una utopía o un engaño, disfrazado, tal vez, con el derecho a la identidad, que debería ser esencialmente inalienable. 
¿Tan complicado es que uno de los territorios de España decida si ratifican o no un nuevo futuro político? ¿No se presume que la mayoría de los catalanes y catalanas quieren seguir perteneciendo al Estado español? Pues que no se tensen más las relaciones entre los ciudadanos de las Españas por ninguna de las partes.



29 ago. 2017

LAS GUERRAS

Desde los primeros tiempos de la historia de la humanidad, siempre ha habido guerras en algunos lugares del mundo. Eso significa sufrimiento y muerte de gentes inocentes, al mismo tiempo que suponen grandes negocios para los poderosos que controlan el planeta.


21 ago. 2017

INMIGRANTES

Este nuevo episodio del Quijote de Castañeda tiene un objetivo: va contra las fanatismos, el odio, la xenofobia y las hipocresías de los responsables de la crisis mundial de valores.

18 ago. 2017

MALVADOS

Si quisiéramos enterarnos de cuales son nuestros derechos como ciudadanos, tal vez reaccionaríamos ante las políticas que, en lugar de proteger esos derechos, están encaminadas a favorecer a las clases dominantes. Hasta las leyes y las resoluciones judiciales siguen esa doble vara de medir. En este nuevo episodio del Quijote de Castañeda queda de manifiesto la sagacidad de Sancho que ilumina la mente de Alonso hasta conseguir que vea con nueva luz la injusta realidad.


4 ago. 2017

BUENEZUELA

Habría que preguntarse en serio: En una democracia, ¿Se gobierna para el pueblo o para las clases privilegiadas? ¿La soberanía radica en el pueblo o en las castas dominantes?
Don Quijote y Sancho, en este nuevo episodio de la versión de Castañeda, parecen tenerlo claro.



8 jul. 2017

ESPAÑA SEGÚN DON QUIJOTE

Cabría preguntarse si la opinión de este Don Quijote viene a coincidir con una constante en la Historia de España, que más se parece a la Historia del velo de Penélope o al cuento de la Lechera, para desgracia y sufrimiento de los pueblos de nuestra Patria y el injusto y desproporcionado bienestar de los poderosos que no necesariamente son los que más méritos tienen y más esfuerzos hacen para conseguirlo. ¡Lástima que haya tanto ciego que no quiera verlo!



30 may. 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO

Este último fin de semana fueron asesinadas tres mujeres. En lo que va de año, 28 mujeres, quizás más, han sido asesinadas por sus parejas o compañeros. El rechazo y la denuncia han de ser unánimes y sin paliativos.


24 abr. 2017

¿ES ESTA LA EUROPA DE LOS PUEBLOS?





En las democracias plenas, los intereses de los Estados y los de los Pueblos deberían coincidir; si son divergentes, la democracia es una farsa. ¿Qué ha pasado en España? Las 100 personas más ricas acumulan una riqueza equivalente al 18% del PIB cuando casi el 29% de la población está en riesgo de pobreza. Es legítimo hacerse estas preguntas: ¿Por qué cada vez aumenta más la riqueza de los ricos al mismo tiempo que crece la precariedad, el paro y la pobreza de los trabajadores? ¿Qué tiene que ver esa situación con las políticas dictadas por la UE?

Durante casi tres décadas se fueron creando las condiciones para la construcción de la Comunidad Económica Europea, basada en el crecimiento de la producción, el empleo y el consumo, que trajo como consecuencia un progresivo estado del bienestar. Ello fue posible con la aplicación de políticas económicas keynesianas, desarrolladas alternativamente tanto por gobiernos socialdemócratas como por cristianodemócratas, en parte por atajar la llegada al poder de los partidos comunistas. Estas políticas, aplicadas desde un capitalismo humanizado, se asentaban en los principios ilustrados que orientaron a Europa tímidamente desde el siglo XVIII: libertad individual; estado del bienestar y justicia social universal; separación de poderes, estado laico, libertad de religión, expresión y prensa; derecho a la educación y a la sanidad...

Hasta 1974, Europa vive un desarrollo económico que permite aplicar esas políticas y conseguir que la población alcance un desconocido hasta entonces estado del bienestar. La crisis del petróleo produjo una recesión importante que afectó al empleo y a los salarios. A ello se sumó un giro radical en las políticas económicas con la doctrina neoliberal influenciada por los economistas Hayek y Friedman, y que sus aventajados alumnos, Reagan y Thatcher, aplican con rigor en sus respetivos países y en América Latina. Esta doctrina sirvió de modelo en la década de los ochenta, en el ocaso de la guerra fría, para el desarrollo del proyecto europeo. En resumen: se imponen los intereses económicos de los poderosos sobre los derechos sociales.

En 1996, el historiador británico, profundo conocedor de Europa y europeo entusiasta, Tony Judt, sentencia: “La excepcional combinación de circunstancias que han prevalecido en los primeros años de la Comunidad ha pasado a la historia y no volverá a darse nunca”…“el futuro de Europa será en las condiciones que fije Alemania, o no será.”

La liberalización del mercado, la competitividad y la austeridad aplicados a las políticas económicas ponen fin al estado del bienestar. El tratado de Maastricht excluye las políticas fiscales y sociales. Sin la unidad fiscal se impone a continuación la moneda única: el euro. Esgrimiendo el dogma de la estabilidad presupuestaria, se fijan arbitrariamente los límites del déficit: el 3% del PIB. Al no poder cada estado aplicar políticas de estabilidad devaluando su moneda, la única fórmula para cumplir lo exigido es (ante políticas fiscales restrictivas que limitan los ingresos), reducir los gastos recortando sueldos, pensiones y servicios sociales. El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), en teoría pretendía garantizar la estabilidad financiara en la eurozona, pero en realidad, en opinión de Susan George, se trató de “un subterfugio jurídico para obligar a los contribuyentes a rescatar a los bancos a perpetuidad.” El Tratado de Lisboa hace, a partir de 2009, del BCE un organismo absolutamente independiente de los estados. Presta hoy en torno al 0% de interés a los bancos, sin condiciones, y estos lo hacen a los estados al tipo del mercado. Lo grave es que los tres poderes de la UE han participado activamente en este proceso. La reforma en España del artículo 135 de la Constitución es la antidemocrática respuesta obligada a estas exigencias: primero la banca, luego la urgencia social.

Las políticas neoliberales, como vemos, tienen por finalidad controlar todas las fuentes del capital. La crisis, estafa que la especulación capitalista ha provocado, terminó agravando la situación de la clase trabajadora. Por el contrario, la clase de las grandes fortunas y los directivos de la banca y de las grandes empresas consiguió aumentar sus beneficios. En la crisis de 1929, el banquero, economista y Secretario de Estado del Tesoro de Estados Unidos, Andrew Mellon dijo que “es una depresión, los activos regresan a sus propietarios legítimos”. Y esa senda sigue la Troika. Las oligarquías imponen su poder por encima de los parlamentos estatales, lo que solo pueden lograr con la complicidad ilícita de sus gobernantes. Las consecuencias las pagan los trabajadores. ¿Por qué ha de mantenerse a toda costa el orden que protege los privilegios de los ricos y se reprime la exigencia de que impere el orden que garantice los derechos de los pobres? Lo llaman “estado de derecho”. Traidoramente, los Pueblos de Europa son conducidos, si no reaccionan, de la esperanza hacia un futuro inquietante.